El viernes 4 de noviembre, miembros de la Comunidad Castellana de Santa Fe se reunieron en la sede, convocados por la subcomisión de Castilla La Mancha, para participar de "El gusto de los buenos placeres", evento que propuso a sus socios un viaje imaginario por la Ruta del Vino de Castilla La Mancha y en el cual se convidó a degustar una copa de vino y de algunos placeres gastronómicos.

Cocina castellana leonesa
La gastronomía castellano-leonesa destaca por los guisos y asados, los vinos de gran calidad, la variedad de sus dulces, los embutidos y los quesos. Incluso, en determinadas zonas de Castilla y León, se puede encontrar una importante producción de manzanas, turrones, etc.
Tiene su base en los cocidos y los asados, además de un gran surtido de dulces. Destacan los asados de cordero (véase lechazo de Castilla y León), la morcilla (morcilla de León, Burgos o Valladolid), las legumbres (judías de El Barco de Ávila, judiones de La Granja, lentejas de la Armuña, garbanzos de Fuentesaúco, etc.), las humildes y excelentes sopas de ajo, los tintos, rosados, claretes, blancos y espumosos de sus distintas Denominaciones de Origen (Ribera del Duero, Rueda, Toro, Cigales, Cebreros, Bierzo, Tierra de León, Arribes, etc.).

También destacan el cerdo y los embutidos, presentes en toda Castilla y León, pero que alcanzan su cumbre en Salamanca con el jamón de Guijuelo, el chorizo de Cantimpalos, etc. o en León con la Cecina de León o el Botillo del Bierzo. Los quesos son excelentes. No deben olvidarse los distintos tipos de empanadas.

 

 

 

 

 

 

UN TOQUE DE DULZURA: MANTECADAS DE ASTORGA
Se dice que es una receta de un convento de monjas y que un día, hace siglos, la
comunicó al pueblo una monja renegada.
INGREDIENTES:
250 gramos de mantequilla,
250 gramos de harina,
250 gramos de azúcar,
6 yemas, 3 claras,
1 cucharadita de canela en polvo

PREPARACIÓN:
Se baten la mantequilla y el azúcar en un recipiente grande hasta obtener una mezcla cremosa.
A continuación se añaden las yemas, una a una, sin dejar de batir y no poniendo la segunda sin haber incorporado bien la primera.
Se agregan después la harina y la canela en polvo de la misma forma.
Se montan las claras a punto nieve y se introducen removiendo con cuidado para que no se bajen, hasta conseguir una mezcla homogénea.
Se rellenan con ella -sólo hasta la mitad- las cajitas de papel y se cuecen en el horno a temperatura moderada hasta que estén doradas.
Ya en su punto, se retiran del horno, dejándolas enfriar sobre una rejilla y se espolvorean, aún calientes, con azúcar glas si gusta.


Finalizada la exposición y mientras se compartían algunos bocadillos típicos, se abrío un espacio de intercambio muy ameno y rico en experiencias y conocimientos y, como muestra la foto, la disertante conversa con socios nativos de Castilla y León, concretamente de la provincia de Palencia, los Sres. Ignacio y Esteban del Río.

Biblioteca Archivos

Powered by SFP

CASTILLA Y LEON 2018

SIENTE CASTILLA Y LEON 2018

PROGRAMA

Seguinos

Web Anterior

Scroll to top